Quesillo venezolano

Venezuela es un país que tiene una gran tradición en postres y dulces. Muchas de sus recetas han obtenido una gran popularidad por su delicioso sabor y la facilidad con la que se pueden preparar. Entre ellos se encuentra el famoso quesillo venezolano que, pese a lo que indica su nombre, no contiene queso.

¿Te gustaría aprende a preparar este delicioso postre tradicional? Entonces no te despegues de este artículo, el día de hoy te explicaremos paso a paso cómo realizar un quesillo venezolano.

Ingredientes

Para preparar el quesillo venezolano, no se requiere una gran cantidad de ingredientes, lo que lo convierte en un postre muy económico y también fácil de realizar. Para hacerlo necesitarás ingredientes a la mano para dos partes de la preparación:

Ingredientes para el caramelo:

  • 5 cucharadas de azúcar, que equivalen a 75 gramos.
  • Un chorrito de agua.

Ingredientes para el quesillo:

  • 1 lata de leche condensada, que equivale a 300ml.
  • 5 huevos.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • 1 lata de leche evaporada, que equivale a 300ml.
  • Ralladura de media naranja.
  • 1 cucharada y media de ron, que equivalen a 20ml. Esto último puede ser opcional.

El quesillo se cocina en una olla especial llamada quesillera, pero si no la tienes, puedes utilizar una lata de galletas, asegúrate de que la misma tenga su tapa.

Esta receta se conforma de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: 1 hora
  • Tiempo de preparación: 15 minutos.
  • Calorías: 146 por cada 100 gramos.
  • Porciones: 12 porciones aproximadamente

Preparación del Quesillo venezolano

Una vez que tengas todos los ingredientes a la mano, pondremos manos a la obra. La preparación de este postre es la siguiente:

Otra receta que te encantará:  Roscón de Reyes

Precalienta el horno a 170 °C o a 340 °F

Añade en una olla las 5 cucharadas de azúcar y un chorrito de agua que cubra todo el azúcar para iniciar la preparación del caramelo.


Tendrás que calentar y remover el azúcar hasta que cambie de color, que debe ser, tal como lo indica el nombre, color caramelo y debe tener una buena consistencia, no muy aguada.


El caramelo muy caliente deberás colocarlo en tu quesillera o lata de galletas y extenderlo por todo el fondo y un poco a los laterales de la lata. Realiza este proceso rápido antes que el caramelo se enfríe.


En un recipiente agrega los 5 huevos a temperatura ambiente sin separar la yema de la clara y agrega el resto de los ingredientes en este orden: la vainilla, la lata de leche condensada, la lata de leche evaporada, la ralladura de naranja y el ron, aunque recuerda que este último es opcional para darle un sabor un poco más fuerte.


Procede a batir los ingredientes. También puedes utilizar la licuadora, ambos métodos son válidos en la preparación. Bate o licúa por aproximadamente 5 minutos.


Mientras la mezcla se bate, toma la lata o quesillera y confirma que el caramelo esté duro y que la lata esté fría. Colócala dentro de una olla más grande para proceder a realizar el baño de maría. Luego coloca la mezcla de quesillo completa en la lata o quesillera y colócale la tapa.


Llena la olla grande o bandeja con agua hasta que llegue a la mitad de la lata o quesillera y llévalo al horno durante 1 hora.


Espera a que se enfríe luego de sacarlo del horno y déjalo refrigerando toda la noche.

Por la mañana podrás sacarlo de la quesillera, colocándolo en un plato lo suficientemente grande ¡Y listo! A disfrutar.

Otra receta que te encantará:  Cómo hacer Flan

Deja un comentario