Torta quesillo

Los postres son parte de nuestro día a día, nos encanta comerlos y también prepararlos para sorprender a nuestros familiares, amigos o de postre en una ceremonia de enamorados. Algunos postres son tan deliciosos que no podemos decidir por uno solo y queremos preparar los dos al mismo tiempo como es el caso de la torta quesillo.

La torta quesillo, también conocida como torta imposible, es el mejor ejemplo de un dos en uno estupendo. Pues es capaz de juntar estos dos deliciosos y populares postres venezolanos, dejando a muchos sorprendidos. ¿Quieres aprender a preparar la torta quesillo? Entonces continúa leyendo y te explicaremos el proceso paso a paso.

Ingredientes

Torta:

  • 200g de harina de trigo todo uso o leudante.
  • 3 huevos.
  • 125g de mantequilla.
  • ¼ de taza de leche líquida.
  • ½ cucharada de esencia de vainilla.
  • Ralladura de limón.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.

Para el caramelo:

  • ½ taza de azúcar.
  • 2 cucharadas de agua.

Para el quesillo:

  • 4 huevos.
  • 1 lata de leche condensada de 397g.
  • Leche líquida en la misma cantidad que la leche condensada.
  • 2 cucharadas de ron, también sirve whisky u otro licor de tu preferencia.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: 1 hora y 35 minutos.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos.
  • Calorías: 225 calorías por cada 100 gramos.
  • Porciones: aproximadamente 12

Preparación de la torta quesillo

Antes de iniciar la preparación, debes ir preparando el agua caliente para el baño de maría y precalentar el horno a 200°C.

Comenzaremos por el caramelo, colocando una olla a fuego medio con azúcar y agua. Apaga el fuego cuando veas que el caramelo tiene una tonalidad dorado oscuro. Remueve un poco con una cuchara para que se terminen de disolver los cristales de azúcar que queden.


Aprovecha que está caliente y lleva el caramelo al molde que utilizarás para el quesillo. Tendrás que esparcirlo por todo el fondo del molde. Allí donde no hay caramelo, deberás agregar al molde un poco de margarina y harina para que la torta no se pegue más adelante.


Ahora vamos a preparar la torta. Coloca la mantequilla sobre un recipiente y bátela durante algunos segundos para suavizarla, luego agrega el azúcar y continúa batiendo hasta que la mezcla sea cremosa y blanquecina.


Agrega la ralladura de limón y continúa batiendo. Luego comienza a agregar los huevos de uno en uno.


Agrega la harina, tamizando primero.


Agrega también la cucharadita de polvo para hornear, la esencia de vainilla y la leche líquida. Una vez bien batida, colocamos la mezcla sobre el molde donde el caramelo ya endurecido está en el fondo.


Es hora de preparar el quesillo. Coloca los huevos, la leche condensada, la vainilla, la leche líquida y el toque de licor en la licuadora y deja licuando durante 5 minutos.


Una vez que esté listo, colócalo sobre la mezcla de la torta.

Otra receta que te encantará:  Mote con huesillo

La mejor manera de que no se mezcle con la torta es utilizando un cucharón al revés, de modo que una mezcla caiga sobre la otra de forma suave.


Cubre el molde con papel de aluminio y coloca el molde de la mezcla sobre otro molde más grande y agrega agua hasta la mitad.


Finalmente llévalo al horno durante 1 hora y 35 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, déjalo enfriar de forma natural y luego llévalo al refrigerador por dos horas, aunque es recomendable dejarlo ahí durante toda la noche.


Por la mañana solo resta desmoldarlo ¡Y listo! Ya podrás disfrutar de este exquisito postre.

Autor

  • Adriana

    Soy una entusiasta de la comida, lo llevo bien clavado en la sangre. Muchos de los platos que he comido forman parte de recuerdos inolvidables, seguramente por la buena compañía con la que compartido, y por ello me animé a crear este blog de recetas: tureceta.net

    Ver todas las entradas

Deja un comentario