Calzones rotos

A todos nos encantan los postres, ya sea preparándolos o simplemente degustándolos. En Chile se preparan postres deliciosos, entre ellos los famosos calzones rotos que por lo general se prepara en la época de invierno. Aunque no te preocupes, es posible comerlos siempre que te provoque una vez que aprendas a realizar la receta.

Hoy te explicaremos paso a paso cómo hacer calzones rotos en casa, así que no te despegues de estas líneas.

Ingredientes

Para preparar tus calzones rotos necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de harina de trigo.
  • 1 huevo.
  • 35 gramos de azúcar.
  • Ralladura de 1 limón.
  • 1 cucharada de agua.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 1 cucharadita de levadura química o polvo de hornear.
  • 1 cucharada de ron.
  • 1 cucharada de vainilla.
  • 1 pizca de sal.
  • Azúcar glass.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: 5 minutos.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos.
  • Calorías: 88 calorías por cada porción.
  • Porciones: 12 aproximadamente

Preparación de Calzones rotos

¿Tienes todos los ingredientes a la mano? Entonces procedamos con la preparación:

Mezcla todos los ingredientes secos, que son harina, levadura, sal y azúcar en un recipiente lo suficientemente grande. Puedes removerlos en este punto con una cucharilla o con una paleta de madera hasta que todo esté bien mezclado. Luego, abre un agujero en el centro de los ingredientes.


Agrega los demás ingredientes, que son la mantequilla (preferiblemente en temperatura ambiente), el ron, la vainilla, el huevo y la cucharada de agua. Para luego comenzar a mezclar preferiblemente con las manos.


Luego deberá llevar la masa hasta una superficie lisa para continuar amasando con mayor comodidad durante aproximadamente 5 minutos hasta que la masa no se pegue ni de tus manos ni de la superficie.


Deja que repose durante 10 minutos en el mismo envase de un principio, cubierta con un pañuelo o trozo de tela.


Transcurrido el tiempo, comienza a estirar la masa en forma rectangular con la ayuda de un rodillo, nuevamente sobre una superficie amplia y lisa, por ejemplo, el mesón de la cocina.


Divide la masa a la mitad con la ayuda de un cuchillo y luego divide cada mitad en porciones de 4 centímetros cada una. Realiza un pequeño corte en el centro de cada porción.


Procedemos a darle forma tomando las porciones por un extremo, dándoles la vuelta y pasándolas por el corte que hicimos en el centro.


En una sartén con abundante aceite caliente, coloca todas las porciones de masa a fuego medio-alto. Dale la vuelta a cada uno cuando una de sus caras esté dorada, aproximadamente 2 minutos por cada cara.


Una vez listos, sácalos de la sartén y llévalos a un plato con papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.


Espera a que se enfríen un poco y luego espolvoréalos con azúcar glass. No solo tendrán una apariencia muy atractiva, sino que además tendrán un toque dulce extra que le encantará a tus familiares y amigos.

Otra receta que te encantará:  Porotos con pilco

¡Y listo! Es hora de probar y disfrutar estas delicias fritas de origen chileno.

Deja un comentario