Buñuelos

En Colombia existe una receta de buñuelos muy especial que, a diferencia de los famosos buñuelos en otros países de Latinoamérica, no son dulces sino salados.

Se trata de unas delicias fritas preparadas con queso que se te harán agua la boca y que pueden ser preparados en cualquier fecha del año y a cualquier hora del día, aunque es en las fechas decembrinas donde se preparan con mayor frecuencia, hasta considerarse un plato típico de estas fechas.

¿Quieres aprender a preparar unos deliciosos buñuelos colombianos? A continuación, te lo explicaremos paso a paso.

Ingredientes

Para preparar los buñuelos necesitarás:

  • 300 gramos de mezcla para buñuelos.
  • 250 gramos de queso salado o costeño.
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 10 cucharadas de agua.
  • Aceite para freír.

Esta receta se compone de la siguiente forma:

  • Tiempo de cocción: 5 minutos.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos.
  • Calorías: 462 calorías por un buñuelo de 100 gramos.
  • Porciones: 15 buñuelos

Preparación de Buñuelos

Una vez que tengas todos los ingredientes a la mano, es hora de comenzar a prepararlos siguiendo estas instrucciones:

Selecciona el lado más fino de tu rallador y ralla todo el queso.


Es importante que, en volumen, el queso y la harina sean iguales. En un envase grande para mezclar agrega la harina, el polvo para hornear y el queso. Mezcla todo con una cuchara.

Ahora agrega los tres huevos y vuelve a mezclar con una cuchara. Una vez que sientas que todo se ha integrado, añade un tercio de agua y pasa a amasar con tus manos.

agregar huevos para los buñuelos

La cantidad del agua dependerá del tamaño de los huevos y de la humedad del queso. Si la mezcla está muy aguada no utilices el agua en este punto, sino poco a poco de a dos cucharadas cuando comiences a ver muy seca la masa.


Tendrás que amasar hasta que la mezcla no esté muy húmeda ni muy seca. Podrás comprobar que está en el punto ideal cuando no se pegue al envase ni a tus manos.


Agrega una buena cantidad de aceite como para que los buñuelos floten. y ponlo a calentar a fuego medio-bajo en una olla suficientemente profunda.

Otra receta que te encantará:  Natilla colombiana

Mientras el aceite se calienta, comienza a armar tus buñuelos. Es muy sencillo, tan solo debes tomar un poco de la masa y volverla bolitas lisas y redondas, de aproximadamente 4 centímetros y medio de diámetro.


Al aceite no debe estar demasiado caliente, ya que los buñuelos podrían quedar fritos por fuera pero crudos por dentro así que, si colocaste el aceite fuego medio-bajo, ya podrás comenzar a agregar los buñuelos para que queden perfectos.

Coloca uno a uno en el aceite utilizando una cuchara para evitar salpicaduras. No necesitarás removerlos, ya que ellos flotarán y se acomodarán solos.

Deberás sacarlos del aceite una vez que tomen un color café claro.


Colócalos sobre un plato con papel absorbente para que este absorba el exceso de aceite.


Espera a que enfríen un poco ¡Y ya estarán listos para disfrutar! Como ves, se trata de una receta muy sencilla que no puedes dejar de probar.

Autor

  • Adriana

    Soy una entusiasta de la comida, lo llevo bien clavado en la sangre. Muchos de los platos que he comido forman parte de recuerdos inolvidables, seguramente por la buena compañía con la que compartido, y por ello me animé a crear este blog de recetas: tureceta.net

    Ver todas las entradas

Deja un comentario